lunes, 22 de junio de 2009

yo no quiero ser Angelina Jolie


Megan Fox calma las aguas y afirma que no le interesa actuar en la próxima edición de Tomb Raider, la película que antes protagonizó Angelina Jolie.

En las últimas semanas, a raíz de que los productores originales han señalado querer a una actriz más joven para su próxima entrega fílmica, el nombre de Fox comenzó a sonar insistentemente.

La actriz estadounidense tiene 23 años, es considerada una de las mujeres más sexys del planeta y es conocida como la heroína de acción en la saga Transformers. Si alguien duda de su dotes sensuales y seductores, bastaría recordar que en tan solo 12 meses escaló 67 lugares en la lista de las mujeres más sexys, según la popular revista FHM.

En el 2007 fue la número 68 y, al año siguiente, ya era la número uno, lugar que ocupó en varias otras listas de revistas para hombres, como Maxim.

Junto con la idea de que no existe mujer más hot, la carrera actoral de Megan se ha convertido en garantía de taquilla para las películas. Por eso mismo provocó tantas expectativas el hecho de que sería la nueva “Angelina Jolie” en la siguiente cinta de Tomb Rider.

Ella lo niega: “¡Todos son rumores!, nadie se ha acercado a mí. Es un papel que ya ha hecho otra actriz y no quiero comparaciones”, afirmó desde Los Ángeles, a través de un videoconferencia con la prensa mexicana.

Megan estuvo en el evento para promocionar el estreno, la próxima semana, de Transformers: la venganza de los caídos, donde vuelve a interpretar a Mikaela Banes, pero ya siendo novia oficial del personaje protagonista encarnado por Shia LaBeouf (Indiana Jones y el imperio de la calavera de cristal).

En una secuencia, un pequeño robot se le queda viendo y lanza la frase: “Tan sexy y nada brillante”.

A pregunta expresa, Megan indicó que en la vida real eso no ha sido un esterotipo para ella. Es de señalar que al escuchar el cuestionamiento, LaBeouf comenzó a reírse y el director del filme, Michael Bay, le golpeó de broma el brazo para que fuera más discreto.

“No creo que me estén encasillado así”, refirió Megan. De todas formas no considero algo negativo que se tenga esa percepción de mí. Yo sigo igual.”

En cambio, le fascina alimentar el mito de la “estrella sexual de Hollywood” con provocaciones gratuitas que encandilan al público masculino.

Lo hizo por ejemplo cuando declaró que disfruta del amor por igual con hombres y mujeres, pero que nunca andaría con un mujer bisexual.

“Nunca saldría con una mujer que fue bisexual, porque eso significaría que también duerme con hombres, y pienso que los hombres son muy sucios, por lo que nunca saldría con una mujer que ha dormido con hombres”.

Sin embargo, es un prejucio que la persigue. Ya antes había dicho:

“No tengo la obligación de ir a todos los programas de tv a declarar toda mi sabiduría para decir: Tómenme en serio, soy inteligente y puedo hablar. No tengo que hacerlo, no necesito probar que no soy una retrasada”.

Y en entrevista con KIOSKO, en Los Ángeles, declaró: “Aunque lo diga la gente, la verdad es que no me creo eso de que sea una de las mas sexys; no es algo en lo que esté pensando. Pienso que la belleza es algo que no dura para siempre, pero sí lo que tu eres. Me concentro mejor en tratar de ser una buena actriz; creo que al final es eso con lo que la gente se quedara”, expresa Megan, quien como sus ahora miles de fans lo saben, posee una mirada encantadora con ojos color azul.

“Aunque debo confesar que me gusta hacer pilates”, añade la actriz.

Casi a la misma hora pero durante la teleconferencia realizada en la ciudad de México, Megan se defendió con el típico argumento de que su siguiente película es “diferente”. Indicó que se encuentra analizando un proyecto de cine con Diablo cody, la misma escritora de la exitosa Juno: “Va a ser un historia diferente, todavía no sé en qué categoría (género de cine) ponerla. Y para actuar, no tengo nada.”

Ramón Rodriguez, su coprotagónico en “Transformers” comenta: “Se dicen muchas cosas de ella pero Megan es una chica super sencilla, agradable y que no anda siempre sexy. Digo, es una mujer hermosa, normal, con gran sentido del humor y hasta disfruta muchisimo de los videojuegos. Ella, incluso, es una chica introvertida, nada que ver con el personaje que en todo momento es sensual”.

Los periodistas mexicanos que estuvieron en la teleconferencia constataron el lado menos glamoroso de Megan. Por un descuido de los técnicos, la transmisión comenzó desde antes de que la actriz apareciera en el set donde contestaría preguntas. De modo que se pudo ver cómo llegó y cómo la maquillaron hasta hacerla ver hermosa. Sobre todo, llamó la atención que Fox arribó mascando chicle con la boca abierta, y no lo abandonó hasta que contestó la primera pregunta.