miércoles, 6 de agosto de 2008

Alejandra Guzmán supera la prueba


Con lágrimas en los ojos, la cantante Alejandra Guzmán se sincero por primerza vez ante el lente del programa de espectáculos, Ventanenado, en el que conducido por la periodista Paty Chapoy, la rockera narró a detalle el escándalo en el que se vio envuelta su hija Frida Sofia, y que para su desgracia coincidió con su ingreso en un centro de rehabilitación a fin de no recaer en sus adicciones.

“Evidentemente mi hija fue internada por haber ingerido pastillas con alcohol, lo que sinceramente es para mí una situación difícil de platicar, sin embargo lo hago porque no tuve esa oportunidad antes debido a mi admisión en un centro a fin de evitar recaer en las adicciones”, sostuvo la cantante.

Con un semblante más tranquilo y relajado, la intérprete de éxitos como “Reina de corazones” y “Volverte amar”, contó a grandes rasgos, la pesadilla que protagonizó su primogénita en los pasados dias donde fue hospitalizada a consecuencia de una sobredosis de alcohol y pastillas, que pusieron en grave riesgo su vida.

“Creanme, para mi esto es una situación sumamente difícil de platicar porque amo a mi hija y me duele haberla visto sufriendo, y porque no hay mayor dolor para una madre que ver a su hija sufriendo”, expresó con voz entrecortada.

La artistas que admitió que a su hija le ha hecho falta una madre, aseguró que su estancia en el centro de rehabilitación fue por miedo a recaer nuevamente en el mundo de las adicciones, del que dijo ha logrado mantenerse a distancia durante los últimos años.

“Aunque hablamos con mucha profundidad esta situación, es evidente que para mi hija yo he sido su amiga pero ella lo que siempre ha necesitado es una madre, que hasta ahora le habia hecho mucha falta, pero estoy con ella, aunque he tenido mis errores que me han costado bastante caros”, agregó.

Aprende la lección

Ataviada en un vestuario sobrio y estrenando corte de cabello, Alejandra Guzmán explicó la situación que vivió con su hija, lo cual para ella significó una de las etapas y experiencias más difíciles y tristes de su vida, donde necesitó la experiencia y sabiduría que en los últimos años ha aprendido en carne propia.

“Esto le enseñó a ella aprender de sus errores, no a victimizarse por ello, yo le enseñaré la paciencia y sabiduría que he aprendido, porque ahora más que nunca tiene ganas de salir adelante”, comentó la cantante.